15/01/2022

Apuñaló a un hombre para defender a su hijo y la fiscalía apoya la legítima defensa

Apuñaló a un hombre para defender a su hijo y la fiscalía apoya la legítima defensa

Concluida la investigación por la muerte de un hombre, ocurrida el 8 de julio de 2021, el asistente letrado Bruno Miciullo solicitó el sobreseimiento de los acusados por considerar que actuaron en legítima defensa.

Inicialmente, el Ministerio Público Fiscal formuló cargos por homicidio y lesiones contra dos personas. Durante la audiencia realizada ayer, el representante de la fiscalía aclaró que el avance de la investigación permitió comprobar que la conducta de ambos imputados “se encontraba amparada por lo previsto en el artículo 34, inciso 6, del Código Penal”, en referencia a que, ante una agresión ilegítima en su domicilio, cualquier ciudadano puede defenderse mediante un medio racional. En este caso, ese ataque al que se hace referencia ocurrió de noche y en el interior de una vivienda a la que el agresor había ingresado por la fuerza, dos circunstancias que operan a favor de los acusados.

La teoría del caso que comprobó la fiscalía es la que sostuvo el pedido de sobreseimiento: el 9 de julio, a partir de un conflicto previo, dos hermanos persiguieron a M.G., golpeándolo violentamente en el trayecto hacia su vivienda. Ya en ese lugar,  uno de los hermanos y Carlos Alfredo Gago forzaron la puerta de acceso y tomaron a M.G., intentando golpearlo con un objeto contundente, que según se verificó en los registros de cámaras de seguridad, podría tratarse de un arma.

Ante esta situación, fue que J.C.G., padre del hombre perseguido y quien ya había sido prevenido por su hijo del ataque, se dirigió a un sector de la casa, tomó un cuchillo y retornó al lugar en que su hijo estaba siendo agredido. Según explicó Miciullo, ante la persistencia del ataque, le asestó una puñalada a Gago, quien finalmente murió.

El asistente letrado consideró que hubo “proporcionalidad entre el medio de defensa ensayado y el ataque”, además de que “la inminencia con que se dio el ataque impidió que los imputados adoptaran otro tipo de salida para la situación analizada”, en referencia a la posibilidad de haber llamado a la policía.

Frente a la oposición de la defensa respecto de uno de los dos acusados, pero no del otro, el asistente letrado solicitó el sobreseimiento de C.G. y de J.C.G., por considerar que el accionar se encuadró en un caso de legítima defensa.

Tras escuchar y analizar las solicitudes, el juez compartió el criterio y dictó el sobreseimiento de ambos imputados.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me es indiferente 0%
Me da vergüenza 0%
Me enorgullece 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias