13/01/2022

Conducción responsable: El manejo preventivo Vs. conductores modo “increíble Hulk”

Las estadísticas nacionales indican que el 78% de las víctimas de siniestros viales son hombres

Conducción responsable: El manejo preventivo Vs. conductores modo “increíble Hulk”

Subirse a un auto alcanza para ver la personalidad de cada uno. Hay algunos que se portarán con mayor o menor tranquilidad; pero muchos parecen transformarse en una versión moderna del Increíble Hulk. No se ponen verdes, pero consideran que la ruta, la calle o la picada por la que circulan es una especie de competencia deportiva que hay que ganar. Y que los otros conductores, rivales a vencer. Por eso, conducen haciendo zigzag, aceleran a la salida de un semáforo como si se tratara de una edición del TC, frenan abruptamente, no respetan las prioridades de mano. Y muchas veces toda esa exhibición termina mal. Lamentando víctimas fatales o heridos.

Las estadísticas de la Agencia Nacional de Seguridad Vial son contundentes: el 78 % de las víctimas fatales en los siniestros ocurridos entre enero y junio del año pasado fueron varones; el 44 % tenía entre 15 y 35 años. Otro aspecto para tener en cuenta: 6 de cada 10 víctimas son “usuarios vulnerables de las vías”, categoría que agrupa a peatones en general, ciclistas y motociclistas.

Las estadísticas ubican a Río Negro en la categoría de “siniestrabilidad moderada pero estable”, con 33 siniestros fatales durante los primeros seis meses del 2021 (un semestre durante el que se produjeron diferentes restricciones a la circulación), con 38 víctimas. Más de seis muertes por mes.

 

Río Negro es una de las tres provincias que tienen el menor registro de víctimas fatales entre los motociclistas (21 %), que se eleva al 45 % en el caso de automovilistas. El 13 % de los muertos transitaba en camioneta; el 8 % eran peatones; el 11 % iba en bicicleta y el 5% iba en algún transporte de carga.

El manejo preventivo

El secreto de llegar con una mayor seguridad pasa por el “manejo preventivo”. ¿De qué se trata? De conducir atentos, observando el tránsito y a los demás conductores para evitar cualquier tipo de siniestro.

El primer paso es estar atentos a la circunstancia de manejar: desconectarse del celular, especialmente. Los estudios científicos demuestran que el cerebro humano no alcanza a procesar en forma instantánea dos acciones. No puede prestar atención al tránsito y al celular (aún con el manos libres incorporado). Esas pruebas demuestran que nuestro cerebro alterna la atención entre una y otra acción; pero a la velocidad con que nos desplazamos, la posibilidad de un siniestro se multiplica.

Entonces, olvidemos el celular y de este modo, podremos concentrarnos en lo importante: mirar la ruta o la calle, estar atentos a los imprevistos, guardar la distancia de frenado, y así poder frenar a tiempo.

Debemos prestar especial atención a los cambios en las señales de tránsito, los cruces peatonales y otras áreas donde la confusión sobre el derecho de paso podría causar un choque. Se trata de esperar lo inesperado. Por eso, estar atentos a la ubicación por donde circula el resto.

Otroi punto fundamental es respetar las prioridades de paso. Por más apurado que estemos, pensemos que un accidente nos va a demorar mucho más. Habrá que armarse de paciencia aún si otros conductores presionan para acelerar.

Respecto de los espejos retrovisores, es un capítulo especial: los puntos ciegos. Aún con espejos en buenas condiciones, siempre existirá un ángulo que no va a poder controlar. La clave: mantenerse atentos a la evolución del tránsito a medida que avanzamos y mirar los espejos en forma periódica. También colocar las señales de giro o de detención, según corresponda, ayudan a hacer más seguro el tránsito.

Otro punto que ayuda: conocer el estado de las rutas y el del vehículo. Si la idea es salir de vacaciones, existen portales que nos indicarán cómo se encuentran las rutas (uno que se puede consultar es www.ruta0.com). En el vehículo: revisar frenos, amortiguadores, cubiertas y tren delantero.

algunos manejan en modo Increíble Hulk

Caminos de tierra

Mucho cuidado cuando se conduce en caminos de ripio. La habitualidad de nuestros caminos rurales nos puede generar una confianza que nos direccione a un siniestro. Reduzca la velocidad (más allá de los 40 Km/h suele ser muy riesgoso), trate de dirigir el vehículo por alguna huella donde haya menos piedras sueltas; y en caso de encontrarse con un camino muy inestable, siempre reduzca la velocidad. Preferible perder unos minutos y llegar, que terminar lamentando un vuelco inesperado o un choque frontal.

 

 

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me es indiferente 0%
Me da vergüenza 0%
Me enorgullece 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias