CEREMONIA DE GRADUACIÓN EN ROCA

| 04/12/2023

Orgullo regional: la UNRN tiene 67 nuevos graduados y graduadas

Ceremonia emotiva en el Polideportivo Gimena Padín de General Roca

Orgullo regional: la UNRN tiene 67 nuevos graduados y graduadas

La Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) ha marcado fuertemente su huella en la comunidad del Alto Valle y Valle Medio con la reciente graduación de 67 de sus estudiantes.

Estudiantes presentaron sus proyectos de marca ciudad en la UNRN

El Polideportivo Gimena Padín de General Roca fue escenario de orgullo y emoción este 1 de diciembre, al ser el punto de encuentro donde estos profesionales recién formados celebraron su colación de grado. Una ceremonia marcada por el reconocimiento y la alegría coronó el esfuerzo y la dedicación no solo de los graduados sino de toda una comunidad educativa comprometida con la excelencia.

El mérito estudiantil brilló con especial intensidad en la figura de Lucas Peñacorada, quien se llevó la mención al mejor promedio alcanzando un impresionante 9.27 en Geología, poniendo en alto su orientación hacia los yacimientos minerales y destacando el nivel superlativo de la preparación académica en la UNRN. Este es solo uno de entre muchos testimonios que reflejan la fortaleza de una institución centrada en la calidad y la profundidad de sus enseñanzas.

Inspiradora fue la intervención de Camila Uribe, quien tomó la palabra para reflejar el sentimiento unánime de la nueva camada de graduados. En un discurso que evidenciaba gratitud y visión de futuro, Uribe no solo transmitió agradecimiento hacia las autoridades y docentes, sino que encarnó la pasión y el entusiasmo por un camino que apenas comienza y que está impregnado de compromiso y amor por las profesiones elegidas. Las palabras de Uribe resuenan como un eco del espíritu que la UNRN inculca: un compromiso férreo con el crecimiento personal, pero también una ferviente vocación de servicio al país.

La vicerrectora Andrea Tapia delineó el retrato de un futuro lleno de posibilidades abiertas por la educación, recalcando la omnipresente figura de la universidad como un pilar en la vida de sus egresados. El mensaje era potente y claro: la graduación es solo el inicio de un continuo de aprendizaje y contribución a la sociedad. Tapia hizo hincapié en el rol multiplicador de conocimiento que ahora ostentan los flamantes profesionales, un papel que los convierte en baluartes de libertad y decisión, gracias a la sólida preparación recibida.

El crecimiento y la innovación están grabados en el ADN de la UNRN. Así lo destacó Tapia al poner de manifiesto la capacidad de la universidad de producir un graduado diariamente. La UNRN no es solo un espacio de transmisión de conocimiento; es un horno productor de equidad, un hacedor de volumen al servicio de la justicia social y la capilarización de la educación, contribuyendo así eficazmente a la consigna de alcanzar cada rincón de nuestra vasta geografía con sabiduría y oportunidad.

El rector Anselmo Torres señaló el valor intrínseco de cada ceremonia de graduación, un reflejo de las múltiples historias de superación y la concreción de proyectos de vida. La expansión de la universidad queda reflejada en la apertura inminente de instalaciones adicionales, que garantizarán un acceso aún mayor a la educación superior de calidad. Torres puso en palabras lo que para muchos estaba presente en el ambiente: la universidad es una realidad palpable, un lugar viviente que ha crecido exponencialmente en menos de un par de décadas.

Autoridades municipales y educativas se unieron a esta celebración para validar conjuntamente la trascendencia de la UNRN en el desarrollo regional. María Emilia Soria, intendenta del Municipio de Roca, presente en el acto, reconoció el valor institucional y el impacto local de la universidad, en una simbiosis perfecta entre la ciudad y su centro de conocimiento más prominente.

Te puede interesar
Ultimas noticias