miércoles 06 de julio de 2022    | Muy nuboso 12ºc | General Roca, Rio Negro
21/05/2022

Alitas de pollo frito estilo coreano: aprende a hacerlo en simples pasos

Alitas de pollo frito estilo coreano: aprende a hacerlo en simples pasos

También llamado"pollo dulce", el pollo frito coreano es conocido por su exterior adictivamente crujiente y su espesa salsa dulce y picante. Esta receta, cada vez más popular tanto en Corea como entre la comunidad asiáticoamerican, nació en la época de la Guerra de Corea: los soldados estadounidenses desplazados en el país trajeron consigo su pasión por el pollo frito. Las recetas evolucionaron a lo largo de las décadas siguientes y crecieron durante la crisis financiera asiática de 1997, cuando las altas tasas de desempleo llevaron a muchos trabajadores desempleados a crear sus propios locales de pollo frito para ganarse la vida.

Cuando se hacen bien, estas alitas rebozadas con almidón de maíz y glaseadas con salsa se vuelven tan crujientes que incluso se pueden comer los huesos (aunque no es obligatorio).

Ingredientes para 6 personas

  • Aceite para freír
  • Sal 1 cda
  • Alitas de pollo 1 kg
  • Pimienta negra molida media cucharada
  • Bicarbonato de sodio media cucharada
  • Ajo en polvo media cucharada
  • Jengibre fresco 2 cucharadas
  • Maicena80 g
  • Manteca 3 cucharadas
  • Picante a gusto
  • 1 Diente de ajo
  • Salsa Sriracha o gochujang 2 cucharadas
  • Ketchup 2 cucharadas
  • Vinagre de arroz 1 cucharada
  • Salsa de soja 1 cucharada
  • Miel 2 cucharadas
  • Azúcar negra 2 cucharadas
  • Maní
  • Cebollita de verdeo
  • Semillas de sésamo

Preparación

  1. Vamos a pasar las alitas por una doble fritura. En una olla profunda, calentar aceite abundante a fuego medio-alto, hasta alcanzar los 135º C. Prepara una bandeja con papel de cocina y, mientras se calienta el aceite, combina en un bol grande una cucharada de sal, media de pimienta, media de bicarbonato de sodio y media de ajo en polvo.
  2. Seca las alas con toallas de papel, luego frotarlas con una cucharada de jengibre rallado y condimentar con la mezcla de sal y especias. Ahora mezclar las alitas con maicena y aprieta para que se pegue bien a cada alita. Agrega con cuidado las alitas al aceite y freírlas hasta que la piel esté ligeramente crujiente y dorada, volteándolas ocasionalmente con pinzas, de 15 a 18 minutos.
  3. Según vayan estando bien cocinadas, retira las alitas del aceite y resérvalas en papel absorbente. Deja reposar brevemente. 
  4. Calentar el aceite a máxima potencia, para freír las alitas a 200°. Freírlas de nuevo hasta que estén profundamente doradas y la piel esté bien crujiente, lo que nos llevará alrededor de 7 a 8 minutos.
  5. Retiramos ahora las alitas del aceite y las colocamos en un bol grande donde las mezclamos con la salsa.
  6. En una olla a fuego medio-bajo, agrega tres cucharadas de manteca, ají, una cucharada de jengibre picado y tres dientes de ajo también picados, Cocinamos todo 2 minutos, hasta que se doren un poquito.
  7. Echamos dos o tres cucharadas de esta salsa picante, dos de ketchup, una de vinagre de arroz y otra de salsa de soja. Cocina hasta que burbujee. 
  8. Agregar dos o tres cucharadas de miel y dos de azúcar negra y seguir cocinando hasta que burbujee y espese un poco.
  9. Volcar la salsa sobre las alas y revolver hasta que esté cubierta de manera uniforme. Agregue maní, semillas de sésamo y cebollita de verdeo picada antes de servir.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me es indiferente 0%
Me da vergüenza 0%
Me enorgullece 0%
Temas de esta nota
Te puede interesar
Ultimas noticias