15/06/2024

Crisis alimentaria infantil: 10 millones de niños con menos acceso a alimentos en el país

Más de 10 millones de niños afectados por pobreza extrema.

Crisis alimentaria infantil: 10 millones de niños con menos acceso a alimentos en el país

La pobreza infantil en Argentina ha alcanzado niveles alarmantes, según un crudo informe presentado por UNICEF. Más de 10 millones de niños en el país sufren las consecuencias de tener menos acceso a alimentos básicos debido a la falta de recursos económicos en sus hogares.

En un contexto donde la crisis económica se agudiza, nueve de cada diez familias no pueden adquirir la misma cantidad de productos esenciales como lo hacían el año anterior, y el 82% no logra cubrir gastos específicos relacionados con la crianza de los niños, como útiles escolares, transporte, vestimenta y calzado.

El informe detalla que más de un millón de niños en Argentina han reducido su consumo de carne y lácteos debido a problemas financieros en sus hogares. Esta situación se agrava aún más con el hecho de que casi la mitad de los hogares con menores de edad no cuentan con recursos suficientes para cubrir necesidades básicas de alimentación, salud y educación. Asimismo, se destaca que se ha registrado una disminución en el consumo de verduras y frutas (58%), mientras que ha aumentado el de fideos y harinas (24%).

Además, el estudio revela que en siete de cada diez hogares afectados, la persona a cargo trabaja, siendo más del 60% de manera informal. Tres de cada diez familias han debido recurrir a préstamos o fiados para poder comprar comida, y más de la mitad de los hogares con niños han tenido que dejar de adquirir algunos alimentos por falta de dinero.

El representante de UNICEF Argentina, Luisa Brumana, advierte que ante la insuficiencia de ingresos, las familias se endeudan y dejan de adquirir alimentos nutritivos o medicamentos, lo cual impacta negativamente en la calidad de vida de todos sus integrantes. Además, enfatiza la importancia de tomar medidas urgentes para el desarrollo de políticas destinadas a sacar a estos hogares de la pobreza.

En medio de esta crisis, el acceso a la salud también se ve comprometido, con una disminución en la compra de medicamentos, controles médicos y odontológicos, y un aumento en el uso de ahorros para gastos cotidianos. A su vez, un 9% de las familias de sectores medios tuvieron que desafiliarse de servicios de salud privados o cambiar a sus hijos de escuela debido a la situación económica precaria.

La encuesta de UNICEF evidencia la grave situación económica que afecta a numerosos hogares con niños en Argentina. A pesar de que más de la mitad de estos hogares recibe políticas de transferencias de ingresos, el dinero en la mayoría de los casos no alcanza para cubrir ni siquiera la mitad de los gastos familiares.

Esto se ve agravado por la caída del 25% en términos reales de las partidas presupuestarias dirigidas a la niñez y adolescencia en los primeros meses del año, en comparación con el mismo período del año anterior.

En tal sentido, especialistas como Sebastián Waisgrais instan a priorizar los recursos destinados a la infancia, destacando los incrementos recientes en apoyos alimentarios como medidas positivas para proteger los ingresos en un contexto de vulnerabilidad.

Te puede interesar
Ultimas noticias