29/05/2024

Inflación en Brasil: Desaceleración al nivel más bajo en 7 meses

Los precios en Brasil para la primera quincena de mayo sorprendieron a los analistas al ubicarse por debajo de las previsiones, mientras que la inflación interanual se desaceleró al nivel más bajo desde octubre de 2020.

Inflación en Brasil: Desaceleración al nivel más bajo en 7 meses

La inflación en Brasil durante los primeros quince días de mayo fue menor a lo esperado por los analistas, sorprendiendo al mercado. El índice de inflación acumulado en la primera mitad de mayo se ubicó en un 0,44%, superando el 0,21% registrado en abril, aunque estuvo por debajo de las proyecciones de alrededor del 0,5%. Además, la inflación interanual se desaceleró levemente ubicándose en un 3,70%, el nivel más bajo en los últimos siete meses, desde octubre de 2020.

El resultado en los precios de la primera quincena de mayo mantiene el índice de inflación dentro del objetivo establecido por el banco central de Brasil, que actualmente busca mantenerla en un 3%, con un margen de más o menos 1,5 puntos porcentuales. Sin embargo, los analistas esperaban un mayor impacto de las inundaciones que golpearon la producción agrícola en el sur del país, especialmente en el estado de Rio Grande do Sul, uno de los principales productores de carne y cereales.

A pesar de las adversidades, los efectos de las inundaciones en la inflación no han sido significativos hasta el momento. Según Jefferson Laatus, estratega jefe de la correduría Grupo LAATUS, "esta lectura del IPCA-15 muestra que hasta ahora los efectos de Rio Grande do Sul no están presionando la inflación".

No obstante, Helena Veronese, economista jefe de B.Sides Investimentos, advirtió que aún queda por determinar el impacto total de las inundaciones en la inflación, debido a que se espera que los productos como el arroz y el trigo ejerzan presión adicional en los precios.

Los responsables de la política monetaria en Brasil han reafirmado su compromiso de mantener la inflación bajo control y llevarla de vuelta al objetivo del 3%. Aunque los datos de inflación de mediados de mayo muestran una composición benigna, con una posible reducción de 25 puntos básicos en las tasas de interés en la próxima reunión del banco central en junio, persisten las preocupaciones sobre las expectativas de inflación por encima del objetivo establecido para este año y el próximo.

En resumen, la inflación en Brasil se ha desacelerado a su nivel más bajo en siete meses, sorprendiendo a los analistas y manteniéndose dentro del objetivo del banco central. A pesar de las inundaciones que afectaron la producción agrícola, los efectos en los precios no han sido significativos hasta el momento.

Sin embargo, se espera un posible aumento de la presión inflacionaria en productos como el arroz y el trigo. Los responsables de la política monetaria continúan trabajando para controlar la inflación y asegurar que se mantenga dentro de los rangos esperados.

Te puede interesar
Ultimas noticias