IDEAL PARA PICAR ALGO

| 03/02/2024

Berenjenas Califales: Un bocado crujiente y cremoso para todos

Berenjenas Califales: Un bocado crujiente y cremoso para todos

Es un bocado ideal que hará las delicias de grandes y pequeños. Sobre todo de estos últimos, que se comerán la berenjena sin rechistar. El contraste entre el crujiente del rebozado y la cremosidad de la berenjena, que se vuelve melosísima a su paso por la sartén, es brutal. Consciente de su aporte calórico, yo recomiendo servirlas como aperitivo y ser comedido a la hora de disfrutarlas. Aunque, como dice el refrán, "una vez al año no hace daño".

Ingredientes

Para 4 personas
  • Berenjena                   1
  • Harina de trigo          125 
  • Cerveza                      135 
  • Levadura química      15 
  • Azúcar                       75 
  • Vino dulce                200 
  • Huevo                      1
  • Sal
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva en abundancia

Preparación

Comenzamos preparando la reducción de vino dulce que podemos dejar al fuego mientras nos ponemos con las berenjenas. Para ello introducimos el vino y el azúcar moreno (también podemos usar panela) en un cacito y lo colocamos al fuego. Llevamos a ebullición y cocemos a temperatura baja durante unos 15-20 minutos o hasta alcanzar una textura como la de la miel. Retiramos del fuego y reservamos.

Lavamos la berenjena, la secamos, la cortamos en rodajas de un centímetro (aproximadamente) y, después, en medias esferas. Las introducimos en un reciente amplio con abundante agua salada y las dejamos en remojo durante cinco minutos. Mientras tanto preparamos la pasta orly batiendo el huevo en un cuenco amplio y añadiendo un pellizco de sal, la cerveza, la harina de trigo y la levadura. Mezclamos bien hasta homogeneizar y obtener una masa espesa. Picamos finamente el perejil y lo agregamos.

Escurrimos las berenjenas, las secamos sobre un paño de cocina y las pasamos por la pasta orly, volteando para que queden bien cubiertas. Freímos las berenjenas en abundante aceite muy caliente, asegurando que quedan doradas por todos lados. Las retiramos y escurrimos el exceso de aceite con papel absorbente. Las colocamos en una fuente y las rociamos con la reducción de vino dulce. Servimos inmediatamente.

Se pueden acompañar simplemente con salsa, aunque la realidad es que no necesitan de nada para triunfar y que por sí solas, con una bebida bien fresquita a su vera, las berenjenas califales son un aperitivo perfecto.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me es indiferente 0%
Me da vergüenza 0%
Me enorgullece 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias