viernes 30 de septiembre de 2022    | Nubes 12.6ºc | General Roca, Rio Negro
19/08/2022

Escapó de un control, cruzó semáforos en rojo, terminó chocando con otro auto y dejó a una persona con invalidez

A causa del tremendo hecho, deberá pagar una indemnización de más de 6 millones de pesos

Escapó de un control, cruzó semáforos en rojo, terminó chocando con otro auto y dejó a una persona con invalidez

El conductor de un Fiat Duna fue condenado a indemnizar por más de seis millones a un joven de 22 años que resultó con incapacidad laboral producto de un brutal siniestro luego de huír de un control de tránsito, cruzar semáforos en rojo y casi atropellar a dos agentes.

El hecho ocurrió en 2017 y Luciano Obreque terminó con múltiples fracturas, desplazamiento de cadera y tuvo un compromiso a nivel pulmonar a causa del choque frontal. El joven que en ese entonces tenía 23 años, estaba en el interior de un Ford Escort durante la madrugada del sábado 1 de mayo cuando fue embestido por el Fiat Duna.

El incidente vial ocurrió de madrugada en la intersección de la calle La Esmeralda y Venezuela de Cipolletti. Surgió del expediente civil que el hombre condenado circulaba por La Esmeralda en un Fiat Duna. En esas circunstancias fue interceptado en un control de tránsito pero escapó.

Después se conoció que manejaba sin carnet y, mediante la pericia, se determinó que iba a 113 kilómetros por hora, aproximadamente. En la huida, casi choca a un taxista. Sin embargo, en la intersección con la calle Venezuela terminó impactando con un Ford Escort en el que viajaban varios jóvenes. Uno de los ocupantes fue despedido y terminó con múltiples fracturas. Permaneció tres semanas internado en terapia intensiva. 

Justamente ese joven de 22 años fue el que promovió la demanda civil. Se determinó que sufrió una incapacidad laboral del 30%. 

La sentencia, que es de primera instancia y no está firme porque puede ser apelada, concluyó que la responsabilidad civil en el incidente era del conductor del Duna. Se analizó otra circunstancia: el Ford Escort se movía por una calle de ripio y no tenía prioridad de paso. De todos modos, el alocado recorrido del conductor del Duna fue determinante.

Sobre la base de esas pruebas, se fijó el monto de la indemnización. Por la incapacidad se estableció la suma de 1.363.690,43 de pesos pero con los intereses la cifra asciende a 5.152.477,00 de pesos. También se consideró el tratamiento psicológico, los gastos farmacia, tratamientos médicos, transporte y el daño moral. En total la condena es por 6.040.354,77 de pesos y alcanza al conductor del Duna, a la titular registral del vehículo y a la aseguradora.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me es indiferente 0%
Me da vergüenza 0%
Me enorgullece 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias