29/01/2017

El Obispo habló en la misa sobre el cura acusado de abuso que está en Roca

Dijo que no está “protegido” ya que no lo condenó la justicia Penal, aunque el propio Vaticano lo juzgó y sancionó.

El Obispo habló en la misa sobre el cura acusado de abuso que está en Roca
E

l obispo Marcelo Cuenca (titular de la Diócesis Alto Valle) rompió el silencio y habló del caso que difundió la periodista Marcela Carbajal en Página/12.

La periodista había denunciado que a pesar de que el Vaticano encontró culpable a Luis Alberto Bergliaffa de abuso sexual contra una niña, el párroco se hallaba en Roca, “protegido” por el propio obispo Cuenca.

Para sorpresa de algunos fieles que concurrieron a la misa realizada hoy (29/01), Cuenca cerró la reunión religiosa argumentando que Bergliaffa no había sido condenado por la justicia argentina.

Y es que al ser la víctima una menor de edad, y siendo que sus padres no llevaron el caso a la justicia, es cierto que no tiene una condena penal ya que nunca se le inició una causa que investigue los hechos.

Pero la propia iglesia católica sí investigó lo sucedido dentro de un proceso enmarcado en el derecho canónico, lo encontró culpable y determinó que durante 10 años no podía ejercer los hábitos.

Cuenca confirmó ante los fieles que el religioso acusado está en Roca en carácter de “huésped”. Además, agregó que instruyó a abogados a que trabajen en el caso que a su entender “desinforma” a la sociedad.

No es la primer polémica en la que está envuelto Marcelo Cuenca. El titular de la Diócesis Alto Valle defendió al Padre Grassi aún luego de que fuera condenado por la justicia y también fue cuestionado por negarse a darle la bendición a la familia del policía asesinado Lucas Muñoz, en su paso por Roca.


Quién es Bergliaffa

El cura Luis Alberto Bergliaffa tiene prohibido el ejercicio público del ministerio sacerdotal durante 10 años, desde el año 2014. Esto es porque el Arzobispado de Córdoba, en nombre de la Santa Sede, lo apartó de su cargo por encontrarlo responsable de haber abusado sexualmente a una niña menor de edad.

La sanción fue aplicada por el arzobispo de Córdoba, Monseñor Carlos Ñáñez, en nombre del Dicasterio Romano.

La resolución fue determinada por una investigación canónica que se realizó sin proceso judicial penal. Y esto es porque ni la Iglesia se constituyó en denunciante, y tampoco los padres o tutores de la víctima.

Bergliaffa se desempeñaba en la parroquia Nuestra Señora de Fátima, en el barrio Matienzo de la ciudad de Córdoba.

La Iglesia comenzó a investigar el caso en 2011. El proceso comenzó antes de la llegada de Bergoglio al Vaticano pero está enmarcado en la “tolerancia cero” a estos casos ya establecida por Benedicto XVI.

La investigación la realizó la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Tribunal competente para estos delitos dentro de la iglesia católica.

El sacerdote fue retirado de su cargo como medida cautelar. Luego se determinó, como sanción, la prohibición de ejercer el sacerdocio durante una década. Incluso Bergliaffa apeló la sanción, pero la Congregación para la Doctrina de la Fe confirmó la condena.

El 10 de enero de 2014 el Arzobispado de Córdoba emitió un comunicado que señalaba que “la Congregación para la Doctrina de la Fe ha confirmado con certeza moral suficiente, en segunda instancia, la sentencia que ha encontrado culpable al Pbro. Luis Alberto Bergliaffa del delito de abuso sexual de una menor”. Y agregó: “Por tal motivo, (...) se le prohíbe todo ejercicio público del ministerio sacerdotal por 10 años”. (ANR)

 

Autor : Matías Pordomingo
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    2%
    1 voto
  • No me gusta
    6%
    3 votos
  • Me es indiferente
    2%
    1 voto
  • Me da vergüenza
    87%
    45 votos
  • Me enorgullece
    4%
    2 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento