29/02/2024

Desde el Ejecutivo le contestaron al Papa: "Él es un líder espiritual, nosotros gobernamos la Argentina"

Vocero presidencial cuestiona dichos del Papa sobre redistribución y justicia social.

Desde el Ejecutivo le contestaron al Papa: "Él es un líder espiritual, nosotros gobernamos la Argentina"

En una respuesta contundente a los dichos del Papa Francisco sobre la importancia de la redistribución y la justicia social, el vocero presidencial Manuel Adorni afirmó que el Sumo Pontífice es un líder espiritual y que ellos son los encargados de gobernar la Argentina. Estas declaraciones se dieron en el marco de una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno.

El portavoz presidencial resaltó que, si bien el Gobierno respeta y escucha las palabras del Papa Francisco, no están de acuerdo con algunas de ellas. Adorni afirmó que el país enfrenta problemas en todos los ámbitos y defendió la postura del Gobierno sobre la justicia social y la redistribución en el país.

En contraposición a lo expresado por el Sumo Pontífice, Adorni remarcó que la idea de sacarle a algunos para darle a otros a criterio de un funcionario ha generado una gran cantidad de pobres en Argentina y en el resto del mundo. El vocero presidencial señaló que esto demuestra que la forma en que se utiliza el Estado no ha logrado los resultados esperados, dejando a un 50% de la población argentina en situación de pobreza.

Adorni argumentó que el Estado ha despojado a millones de personas de sus recursos en lugar de brindarles oportunidades y mejoras en sus condiciones de vida. Estas afirmaciones se suman al discurso del Presidente de la Nación, quien ha reiterado en diferentes ocasiones su postura en contra de una redistribución compulsiva y a discreción de los funcionarios.

El debate sobre el rol del Estado en la justicia social y la redistribución continúa generando controversia tanto en Argentina como en otros países. Mientras el Papa Francisco insta a los gobiernos a ejercer un papel activo en la búsqueda de sociedades más justas y dignas, el Gobierno argentino defiende su postura sobre la importancia de la libertad individual y la responsabilidad personal en el desarrollo económico y social.

La diferencia de opiniones entre el Gobierno y el Sumo Pontífice pone nuevamente en foco la relación entre la Iglesia y el Estado, así como la influencia de las creencias y los valores en la toma de decisiones políticas. 

Te puede interesar
Ultimas noticias