22/02/2024

El consumo masivo cayó casi un 4% en enero

El consumo masivo cayó casi un 4% en enero

Según los últimos datos revelados por la consultora Scentia, el consumo masivo en Argentina tuvo un marcado descenso del 3,8% durante el mes de enero en comparación con el mismo período del año anterior. Esta caída se produce luego de una constante tendencia al alza que se ha mantenido desde mayo de 2023.

Lee también: La inflación de enero fue de 20,6% y llegó al 254,2% en los últimos 12 meses

Uno de los principales factores que ha incidido en esta disminución del consumo es el incremento abrumador de los precios durante el último año, que alcanzó un 296,6% en la comparación interanual. Este número supera incluso a la inflación general, que según el INDEC fue del 254,%. Esta situación ha afectado a todas las categorías de productos empaquetados, a excepción de aquellos que se exhiben estratégicamente en los mostradores de las cajas, con el propósito de tentar a los consumidores.

El presidente de Scentia, Osvaldo del Río, expresó su preocupación por el impacto negativo en el consumo y destacó las diferencias en el comportamiento de los canales de venta. Mientras los autoservicios lograron mantener una ligera tendencia positiva en sus ventas, con un incremento del 0,5% después de 18 meses a la baja, los supermercados sufrieron una contracción del 8,3%.

Del Río argumenta que las variaciones en los indicadores se deben a las bases de comparación, ya que los autoservicios están comparando con una caída del 9,1% en enero de 2023, mientras que los supermercados tuvieron un crecimiento del 7,8% en el mismo periodo. Sin embargo, también señala otros factores como los cambios bruscos en los precios y la disminución del poder adquisitivo, que se suman a este escenario preocupante.

En un contexto de alta inflación y salarios que no acompañan, se espera que los consumidores intensifiquen en la frecuencia de sus compras, adquiriendo una menor cantidad de unidades por ticket, como una estrategia para cuidar sus gastos.

La Cámara Argentina de Comercio (CAC) también señala en un comunicado que la capacidad de consumo de los argentinos seguirá disminuyendo debido a que el nuevo gobierno ha reducido el ritmo de incremento de las asignaciones y subsidios a las familias. Asimismo, la CAC apunta que las altas tasas de inflación han impactado en el poder adquisitivo y no ha habido adelantos que mantengan en positivo el índice de consumo como ocurrió en diciembre, por lo que enero de 2024 volvió a mostrar números negativos.

La situación actual del consumo masivo en Argentina se presenta como un desafío para la economía del país. La disminución sostenida en el poder adquisitivo y el constante aumento de precios ponen en riesgo el desarrollo económico y el bienestar de las familias.

Te puede interesar
Ultimas noticias