viernes 30 de septiembre de 2022    | Nubes 13.1ºc | General Roca, Rio Negro
11/08/2022

Conocé la dura historia de Natalia, la estilista que sueña con entrar a Gran Hermano

Quiere entrar a la Casa para tener su techo propio. Además, asegura que fue víctima de violencia de género y quiere ser un ejemplo de superación para otras mujeres.

Conocé la dura historia de Natalia, la estilista que sueña con entrar a Gran Hermano

Hace unas semanas, Natalia Mendez, una estilista de 39 años, se hizo conocida en la ciudad por un video que envió a Gran Hermano expresando su anhelo por formar parte del controversial show. Hoy, su deseo continúa intacto y la mujer sueña con entrar a la Casa para poder juntar el dinero y así tener su techo propio. Además, fue víctima de violencia de género, logró superar la difícil situación, y quiere ser el ejemplo para otras mujeres.

“Lo que me motiva entrar a la Casa es que quiero cambiar mi vida. Trabajo muchas horas y no tengo mi techo propio. Tengo cuatro hijos que ya son adolescentes y seguimos alquilando. Me quiero poner una peluquería y que sea mía”. expresó Natalia a este portal. 

“Mis hijos ya son grandes”, continuó. “Tengo uno de 21, uno de 17 y una de 15 que se manejan prácticamente solos, y después tengo uno de 5 que por suerte tiene a su papá para que su mamá vaya a buscar un techo propio”.

Además, asegura que quiere participar del reconocido show para dar el ejemplo “de que se puede salir adelante” tras sufrir violencia de género: “Con mi primera pareja sufrí violencia de género durante diez años, tanto verbal como física”.

“Hace 18 años me recibí de peluquera, pero mi pareja no me dejaba trabajar porque decía que yo podía engañarlo. Después me obligó a hacer un aborto y ahí entendí que no daba para más, porque con golpes no entendía”, narra sobre los horrores vividos en su relación pasada.

Tras varios años de padecimientos, Natalia por fin pudo encontrar algo de paz y salir a flote: “Cuando me separé, me puse a trabajar y comencé a hacer las cosas que quería hacer: viajar, ir al cine, salir a cenar y comprarle las cosas que quería a mis hijos. Logré salir de eso y estoy re orgullosa de a dónde llegué y de lo libre que soy”, contó.

Pero sus tormentos se gestaron mucho antes: “desde chica también sufrí violencia. Mi papá no estaba nunca y me crié con una mamá muy violenta que siempre golpeaba a mi hermana de distintas maneras, y también me pegaba a mi”.

Cuando tenía 8 años nacieron sus hermanos mellizos, y luego de reiteradas peleas, sus padres se separaron. “Ahí quedé con mi mamá, estaba depresiva, no quería cuidar a los nenes así que se los cuidaba yo, por eso digo que siempre fui muy madraza porque me dediqué a cuidar a mis hermanos”, afirma.

“Uno puede renacer de las cenizas, estuve muy mal y ahora estoy a pleno. Lo que me falta es un techo y ya estaríamos”, reflexiona.

 

Nacida y criada en Roca, dice tener lo necesario para participar en esta nueva edición de Gran Hermano: “yo creo que hay un montón de gente que me va a apoyar, necesito un golpe de suerte, después de tantas pálidas, tiene que venir algo bueno. Siempre me llamó la atención ese programa. No es difícil estar ahí, tenés que ser una buena persona nada más, siento que es para mí”.

“Me gusta interactuar con la gente, más que nada porque con la peluquería tenés que ser una persona sociable. Me levanto, le saco una foto a mi café, pongo cómo me siento, saludo a la gente. No me molestan las cámaras o que mi vida sea pública, nunca oculto nada y soy una persona muy transparente”.

Además, asegura que es una persona muy “coqueta”: “yo me levanto y tengo que estar arreglada al 100 por ciento porque siento que me debo a mi público, no existe una persona que me haya visto desarreglada”, concluyó.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me es indiferente 0%
Me da vergüenza 0%
Me enorgullece 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias