19/11/2020

Cómo preparar en casa unos deliciosos tomates secos

Cómo preparar en casa unos deliciosos tomates secos

Por mucho tiempo los tomates se secaban en el sol y luego se les combinaba con aceite de oliva y hierbas aromáticas. En la actualidad también se los puede hacer de esta manera o utilizando un horno para acelerar el proceso. Hoy te compartimos una receta para hacer tomates secos caseros.

Ingredientes

-10 tomates maduros.

-1 diente de ajo.

-5 hojas de albahaca fresca.

-Pimienta a gusto.

-1 pizca de sal.

-Aceite de oliva: cantidad necesaria.

Procedimiento

Lavá los tomates para eliminar los restos de tierra, para ello utilizá agua potable y recordá descartar aquellos que estén en mal estado.

Después secalos con un paño limpio y cortalos en mitades longitudinales de forma manual o automática. No es necesario que retires la piel, el pedúnculo ni las semillas. Intentá que todos tengan el mismo espesor para que el secado sea igual. Incluso, también podés usar tomates cherry enteros o en mitades. Sumergirlos entre 30 a 60 segundos en agua hirviendo. Este proceso se conoce como escaldado o blanqueado y sirve para detener la degradación enzimática de vegetales y frutas. Colocá los tomates en bandejas, en una sola capa sin amontonarlos, la cara convexa hacia arriba. Espolvoreá sobre ellos la pimienta y la sal. El producto obtenido tenderá a oscurecerse cuando agregues estos ingredientes. A continuación, se procede al deshidratado que puede hacerse al sol o en hornos.

Deshidratado al sol

Si elegís esta opción, tenés que asegurarte de que por lo menos en los primeros 4 días no haya lluvias para evitar el desarrollo de hongos. Este paso demora 1 semana y para hacerlo del modo correcto debes guardarlos por las noches para que no absorban humedad. Podés cubrirlos con un mantel para que no se ensucien.

Deshidratado en el horno

Si seleccionás esta forma, hacelo con el horno a 66 grados. Según estudios, a esta temperatura evitás que se oxiden y oscurezcan de más. Este proceso demora entre 6 a 8 horas y debes darlos vuelta de vez en cuando durante este tiempo. Si bien el método es más rápido, la conservación de los tomates durará menos que de la forma tradicional.

El paso final

Una vez que tengas los tomates desecados, introducilos en un recipiente esterilizado, añadí el diente de ajo picado, las hojas de albahaca y cubrilos con aceite de oliva. La idea es que no quede aire para evitar el desarrollo de microorganismos. Esperá 10 días para que tomen sabor y luego ya podés consumirlos. Almacenalos en un ambiente oscuro libre de insectos (por ejemplo en la heladera). Si los conservas en un sitio adecuado duran hasta 20 días. (ANR)

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    100%
    11 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
  • Me da vergüenza
    0%
    0 votos
  • Me enorgullece
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Es una herramienta que procura que las partes resuelvan sus conflictos de manera rápida y acordada, sin necesidad de llegar a un juicio.
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
abrir
cerrar
20