07/10/2019

El crimen de Sofía: Pasaron 24 horas y no pueden dar con la madre fugada

El crimen de Sofía: Pasaron 24 horas y no pueden dar con la madre fugada

La tobillera electrónica, cortada, estaba sobre la mesa de la chacha ubicada al sur de Otto Krausse. 

En el lugar tenía que estar Yanet Neira, acusada con prisión domiciliaria por los abusos y posterior deceso de su pequeña hija de 3 años, Sofía. Pero de Yanet solo quedaban algunas pocas prendas de vestir. 

Eran las 18.53 y la policía de la Comisaría Nº 40 de Chichinales daba aviso al Ministerio Público Fiscal que la acusada por la muerte de la menor no estaba en su lugar de detención. 

El alerta respecto al corte de la tobillera electrónica de seguimiento había llegado a la policía 18.45 desde Viedma, disparado de forma automática. En esos escasos 8 minutos Yanet se dio a la fuga. 

La sospechas por parte de la familia respecto al posible apoyo de otra persona están no solo en la huida. También en el corte del mecanismo de control. 

Desde la chacra en la que estaba detenida puede haber circulado hacia el sur del río Negro y haberse dirigido para cualquier dirección. 

Hace apenas algunos días le habían reformulado cargos tanto a ella como a su pareja: El fiscal jefe Andrés Nelli, la fiscal del caso Belén Calarco, y la asistente letrada Victoria Bou Abdo determinaron que  el hombre y la mujer acusados de los delitos que el 4 de febrero pasado provocaron la muerte de una nena de tres años tenían que afrontar mas cargos de los que se habían planteado inicialmente 

Así determinaron para el padrastro (Marcos Gonzáles) “lesiones leves calificadas por un hombre contra una mujer, en el marco de violencia de género, reiteradas en un número indeterminado de veces, como autor; abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización reiterado doblemente calificado por el vínculo y por la convivencia preexistente con un menor de 18 años, como autor; corrupción de menores agravada por la edad de la víctima, por mediar violencia física, por ser el autor persona conviviente y guardador de la víctima, como autor, y en concurso ideal con la figura anterior; desobediencia a una orden judicial, autor; abandono de persona seguida de muerte, como co-autor; todo en concurso real”. 

Para la madre, Yanet Neira, la fiscalía propuso la siguiente calificación legal de los hechos: “lesiones leves calificadas por el vínculo reiteradas en un número indeterminado de veces, autora; abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización reiterado doblemente calificado por el vínculo y por la convivencia preexistente con un menor de 18 años, partícipe necesario; corrupción de menores agravada por la edad de la víctima, por mediar violencia física, por ser el autor persona conviviente y ascendiente de la niña, como partícipe necesario; en concurso ideal con la figura anterior; desobediencia a una orden judicial, como autora; abandono de persona seguida de muerte calificado por el vínculo, como co-autora; tenencia ilegal de pornografía infantil agravada por la edad de las víctimas, como autora. Todo en concurso real”.

Neira pasó de estar detenida en distintas comisarías de Roca y Stefenelli a la cárcel de Viedma. Luego volvió a ser trasladada a nuestra región, para quedar alojada por determinación del juez Maximiliano Camarda en la chacra de la que ayer (06/10) se fugó. (ANR)

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    4%
    1 voto
  • No me gusta
    28%
    7 votos
  • Me es indiferente
    8%
    2 votos
  • Me da vergüenza
    60%
    15 votos
  • Me enorgullece
    0%
    0 votos
Dejar un comentario