13/04/2018

Día negro para Gigli: Las pericias lo colocaron en la escena del crimen

Se complicó la situación del único acusado por el asesinato de su amigo, Guillermo Martínez.

Día negro para Gigli: Las pericias lo colocaron en la escena del crimen
H

uellas de calzados, manchas de sangre y una serie de rastros que fueron hallados en el departamento de Octavio “El Tano” Gigli, aportaron al juicio por el homicidio del abogado Guillermo Martínez una serie de pruebas que servirán para intentar determinar quién lo mató de siete puñaladas.

Un perito que actuó en la escena del crimen consideró que el homicidio fue cometido por una sola persona y las pericias comprometieron aún más al acusado.

El policía Raúl González, quien en el 2015 dirigía el Gabinete de Criminalística, abrió ayer la rueda de declaraciones en la tercera jornada del juicio oral y público que se lleva adelante en la Sala III de General Roca. El efectivo fue el primero en ingresar al departamento de la calle Córdoba 991, donde el 1 de septiembre de 2015 fue hallado muerto Martínez, quien murió tras haber sido víctima de un sangriento ataque.

González fue uno de los pesquisas que le aportó a la investigación la carga pericial más importante ya que el Gabinete de Criminalística levantó en la escena del crimen diferentes elementos que fueron valorados en la causa. El perito indicó que fueron halladas manchas de sangre en la planta baja del departamento donde se encontró el cadáver, en algunas paredes, como así también rastros de “arrastre” del cuerpo. También detectaron sangre en la planta superior de la vivienda, más precisamente en el lavatorio del baño.

Las huellas de los calzados, clave en el juicio

El ex jefe del Gabinete de Criminalística de Roca señaló que en el departamento se hallaron dos “diseños de calzados”. Uno en diferentes partes del piso del departamento, en la planta baja como en el primer piso, y la otra huella de calzado, diferente, sobre el tórax del cadáver, como si alguien lo hubiera pisado para saber si estaba o no con vida.

A un costado de la puerta del departamento los peritos hallaron un par de zapatillas marca Nike. Luego, en el laboratorio pericial, se estableció que el diseño de la suela del calzado era similar a las huellas que se levantaron en el piso de la vivienda.

“Eran similares en cuanto al dibujo, podrían ser las mismas zapatillas”, respondió el perito ante la pregunta del fiscal Garrido. También como parte del interrogatorio González contestó que – a su entender – el crimen fue realizado por una sola persona. “Si hubiera habido más personas tendríamos que haber encontrado más diseños de pie calzado”, agregó.

Rastros de sangre, también en la camioneta y las zapatillas

La perito Lorena Gallegos, quien se desempeña en el laboratorio del área de Criminalística, fue otra de las testigos que ayer pasó por la Sala III de la ciudad judicial. Gallegos contó los resultados de las pericias que se efectuaron con reactivos especiales para detectar rastros de sangre. Las mismas arrojaron resultados positivos en los pedales y la alfombra del conductor de la camioneta Hilux de Gigli, vehículo que el acusado utilizó para escapar hacia Buenos Aires.

Otro de los testimonios más contundentes fue el de la licenciada en Criminalística, Mariana Escaiola. La profesional argumentó que los diseños de las zapatillas secuestradas y analizadas correspondían con los rastros hallados en el departamento, en el piso (de las Nike) y en la remera que tenía puesta Martínez (de las zapatillas Salomon) cuando fue asesinado. “Eran iguales”, aseguró ante las preguntas del fiscal Luciano Garrido. (ANR)

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    55%
    12 votos
  • No me gusta
    14%
    3 votos
  • Me es indiferente
    5%
    1 voto
  • Me da vergüenza
    9%
    2 votos
  • Me enorgullece
    18%
    4 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento