15/05/2017

Denunciaron amenazas a ex trabajadoras de limpieza de la Facultad

Primero en una nota por escrito y luego telefónicamente, la referente del grupo recibió mensajes intimidatorios para que abandonen la toma del decanato.

Denunciaron amenazas a ex trabajadoras de limpieza de la Facultad
La toma del decanato cumple hoy 37 días.
Foto: Archivo
H

oy es el día 37 del conflicto laboral que mantienen 7 ex trabajadoras de la cooperativa de limpieza Mariano Moreno con la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad del Comahue, y aún no se vislumbra una solución.

Luego de finalizado el contrato de prestación de servicios que la cooperativa tenía con la universidad, las ex empleadas comenzaron un reclamo para ser contratadas en forma directa por la institución. Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, las trabajadoras tomaron las dependencias del decanato de la Fadecs y mantendrán la ocupación hasta tanto les ofrezcan el esquema laboral que pretenden.

Se estableció una mesa de diálogo entre las partes, cuyo último encuentro fue la semana pasada, y donde no pudo encontrarse una solución al enfrentamiento, por lo que pasó a un cuarto intermedio que ambas partes aceptaron.

Pero el lunes 8, un hecho de trascendencia marcó un nuevo giro en esta situación. Una de las referentes del grupo que realiza la toma del decanato, Claudia Reyes, recibió una amenaza por escrito donde se la “invitaba” a abandonar la toma o de lo contrario podría pasarle “algo malo” a ella o a uno de sus hijos.

Esta nota escrita en computadora la encontró un grupo de estudiantes en una de las puertas laterales del decanato a las 8 de la mañana.

El miércoles 10 se produjo la segunda amenaza, esta vez en forma telefónica. Con un escueto mensaje le repitieron los mismos términos de la amenaza por escrito: o las ex trabajadoras abandonan las dependencias de la facultad, o ella y su familia “sufrirán las consecuencias”

Según contó la representante legal de las ex asociadas a la cooperativa, Victoria Naffa, en el momento de recibir la amenaza telefónica, Claudia Reyes se encontraba en el predio de la Unco en Neuquén realizando actividades previas a la marcha del “2x1”, cuando además de la llamada intimidatoria comenzó a ser perseguida por, personas vinculadas a la actual gestión de la universidad. Al parecer serían empleados o funcionarios del rectorado, informó Naffa.

Inmediatamente, Reyes y su abogada, realizaron la denuncia ante Atilio Sguazzini, Secretario General del Rectorado, y más tarde lo hicieron ante Cristina Cano, Secretaria de Bienestar Universitario de la Fadecs.

Según manifestó Victoria Naffa, aún no van a realizar la denuncia por las amenazas en el fuero penal, porque estiman que al haberse producido los dos hechos en el ámbito la universidad, la institución debe investigar y tiene las herramientas sancionatorias necesarias en el caso de hallar a el, o los culpables.

A pesar de que las denunciantes sintieron que las autoridades de la universidad le restaron importancia al hecho y tuvieron respuestas evasivas en cuanto a las medidas a seguir, resolvieron esperar un tiempo prudencial antes de acudir a la justicia. (ANR)

 

Autor : Cecilia
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
  • Me da vergüenza
    %
    0 votos
  • Me enorgullece
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento