06/03/2014 |

OPINIÓN Escribe Nicolás Suarez Colman

Hay que hacerse cargo del rumbo

"Es momento de hacerse cargo, sr intendente, es momento de, en vez de criticar al gobierno que usted quiso en la provincia, se haga responsable de sus errores y aciertos".

Hay que hacerse cargo del rumbo
Nicolás Suarez Colman
Escuché con atención el discurso de apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante de General Roca que dio el intendente roquense Martín Soria. La tela que hay para cortar es mucha.
El discurso no parece en nada ir de mano de los hechos, por un lado se habla de obras y obras, pero nada se dice de las rendiciones de cuentas y los costos de ellas. Todavía se siguen esperando las respuestas sobre las 50 cuadras de asfalto que Carlos Soria quiso construir en el 2007 con la empresa Gancedo S.A. y el primo de Néstor Kirchner en la cual el sobreprecio alcanzaba los cuatro millones de pesos.
Tampoco sobre el asfalto se explicó el por qué la obra se realizó con calles cada vez más angostas, que apenas duraron un año hasta que el asfalto comenzó a torcerse y a llenarse de baches, nadie le exigió a la empresa la reparación. El Municipio igualmente pagó lo pactado sin pedir explicaciones, ni solicitar la ejecución de la garantía de la obra.
 
Sin lugar a dudas el problema no es un gobierno que hace, sino es un gobierno que no explica, que nadie controla y que no quiere que lo controlen, nadie puede discutir la necesidad de que Islas Malvinas reciba la conexión cloacal que tantos años está esperando (10 años de Gestión Soria), entre tantas otras. En un Estado de Derecho, la ciudadanía tiene el derecho fundamental de acceder a la información pública y de gozar de una buena administración de los bienes estatales, este gobierno parece no querer dar cumplimiento a ello.
No resulta posible en el municipio de Roca acceder a la información sobre las contrataciones, y el cumplimiento de los gastos acorde a lo estipulado en el presupuesto, el Concejo Deliberante con la totalidad de los miembros pertenecientes al partido gobernante no son más que una mera escribanía que certifica todo lo hecho por el intendente Soria, sin tener en cuenta que la responsabilidad penal les cabe a todos por igual. De todos modos en una provincia donde la justicia poco hace con la corrupción no es de extrañar y no les genera mayor preocupación.

Los controles son en éste caso inexistentes. Ni se nos ocurra preguntar a los roquenses sobre la rendición de cuentas de la Fiesta de la Manzana, porque la respuesta directa es, "nosotros recuperamos esta fiesta, y es la más popular del país”, como si lo popular permitiera que el quehacer de los poderes estatales pueda conducirse por la ilegalidad y sin rendir las debidas cuentas. Pero tanto importa "la Fiesta” que éste intendente todavía se olvida que con una pequeña lluvia los roquenses tenemos el servicio de agua más deficiente de la provincia y debemos tomar agua marrón durante días. Como la fiesta es popular no sólo se permite la ilegalidad, sino que además justifica el gasto de millones de pesos a cuenta del sistema sanitario de los roquenses.
 
Como corolario de ello, nos encontramos con un Intendente que al ver hundirse el barco del Frente Para la Victoria en el gobierno provincial, querer huir por el tirante. Hoy sigue insistiendo que el gobierno provincial equivoca el camino, y yo me pregunto, Martín ¿Este gobierno no fue el que usted luchó por instaurar? ¿Su hermana no llegó a Diputada Nacional en la lista que propuso el partido de gobierno? Despotricar contra ello no lo exime de responsabilidad de lo que le pasa a todos los rionegrinos. Es momento de hacerse cargo sr. Intendente, es momento de que en vez de criticar el gobierno que usted quiso en la provincia se haga responsable de sus errores y aciertos.
 
Nicolás Suárez Colman
Abogado
Delegado Comité Central UCR
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento