28/01/2018

El misterio de las relaciones: Abriendo Posibilidades

El psicólogo Gustavo Marín nos invita a mirarnos, a buscar alternativas ante este doloroso proceso.

El misterio de las relaciones: Abriendo Posibilidades
L

as cosas vienen cambiando en cuanto  a las relaciones de pareja.  

Las separaciones y divorcios siguen creciendo notablemente, pero no por eso resulta fácil transitar esa situación, ya que, si hace a conciencia es un proceso doloroso y triste, que puede darse con relativos acuerdos entre la partes, despidiéndose y cerrando de forma madura y amorosa;  o quizás con  grandes conflictos por no soltar ni aceptar que una etapa llego a su fin inevitablemente.

Muchos que se separan, vuelven a reincidir, apuestan a nueva pareja. Otros dicen que por las experiencias vividas,  se sienten frustrados, que les dolió demasiado, se desilusionaron del amor y prefieren poner la energía en otras cosas de la vida, pero no más pareja, no es una prioridad.

Podríamos decir que son decisiones personales, decisiones  de vida, y que quizás cada uno sigue a su Alma. Pero demasiadas veces confundimos lo que dice nuestro ego herido y orgulloso, con el llamado de nuestra Alma. Hay que estar atentos y no simplificar.

A veces se sale de una relación y rápidamente entramos en otra. Los psicólogos decimos que esto no es aconsejable, porque  se espera que se le dé un espacio a la elaboración del duelo de la pareja que se deja. Pero en realidad, en estas cuestiones del Amor y el Alma, ¿quién puede decir que es lo mejor o no? No todo tiene control y ajuste.

La Psicología se maneja con generalidades que se aplican a la mayoría, pero no las podemos transformar en “leyes universales” para todas las situaciones, y con más razón cuando se trata del amor que es algo que se escapa de la lógica racional, ya que tiene sus propios movimientos misteriosos.
En el Amor, como en la Vida, no hay certezas, lo cual no significa desechar el conocimiento psicológico. Los especialistas en el tema  nos dice que un error común que se produce cuando salimos de una pareja, es que no aprovechamos el duelo para revisar la relación, qué es lo que no funcionó. Entonces  es muy posible que volvamos a cometer los mismos errores. Y aunque la nueva pareja parezca muy distinta a la anterior, nos encontramos lidiando con los mismos conflictos. Y no se trata tan solo de que pase mucho tiempo, estemos solos y transitemos el duelo. Lo que debiéramos buscar es revisar nuestros condicionamientos, que hace que tengamos la tendencia a que nos atraigan personas similares que después nos terminan manipulando, frustrando y/o desilusionando.

El libro “Las mujeres que aman demasiado” de Robin Norwood, que es perfectamente aplicable a los hombres, explica muy bien este mecanismo de repetición, dependencia emocional y hasta adicción a las personas inadecuadas. Confundimos demasiadas vece Amor con apego emocional, debido a creencias erróneas que adquirimos de la cultura, de la infancia. Que la autoexploración y la psicología nos ayuden a ser más consciente de nosotros mismos, de nuestras relaciones, de las elecciones, no significa que sean un gran salvavidas, la vacuna que nos libra de todos los posibles males, la piedra filosofal que hace que se acceda a la vida plena automáticamente sin conflictos.

Es una gran ilusión pensar que si hacemos mucha terapia (tradicional y alternativas), cursos de comunicación y autoestima, meditación, o si nos convertimos en expertos en relaciones humanas podremos entendernos perfectamente a nosotros mismos y a los demás. Estas expectativas son un tanto mágicas, y no tienen en cuenta la complejidad de la vida y los movimientos del amor.

El conocimiento ayuda, pero se requiere coraje y hasta cierta inocencia para comprometernos totalmente con la vida, con el amor, si realmente queremos vivir con sentido y entusiasmo.

Es una fantasía pensar una vida sin conflictos, ya sean propios o en una relación. Como también la creencia errónea que “para los demás es más fácil” o “quiero resolver todos mis conflictos”. Se trata de desarrollar la visión de que los conflictos no buscan complicarnos, como un castigo divino, sino que son los adecuados “desafíos” que harán que pongamos a prueba nuestros recursos internos (escondidos de nosotros mismos), nuestro coraje y principalmente nuestra humildad para aceptar que las cosas son como son y así continuar con nuestro proceso de evolución y búsqueda de la paz interna (plenitud del alma).

A medida que avanzamos por la vida con esta visión, no es que los problemas desaparecen o se hacen insignificantes, hasta a veces es todo lo contrario. Y lo que sí sucede es que algo adentro nuestro se va calmando, ya que dejamos de estar en lucha, alienados (divididos), vemos con mayor profundidad y participamos de la vida con todo nuestro corazón, y aunque no lleguemos a tener total claridad, y nos pasen cosas que no esperamos, podemos sentirnos en la corriente de la vida, en el flujo, en el camino correcto, que es el dictado por nuestro Yo profundo, que es lo único que importa.

Luego de una separación para algunos el gran desafío es estar solo, sin pareja, ya sea porque se lo necesita, o porque nadie se nos cruza, y ese es un tiempo para acercarse a sí mismo, sin juzgarse, sin criticarse, amigarse con uno y estar atento a ver las señales que se van presentado. Y desde ahí ser sinceramente cruel, ya que tenemos una gran tendencia a mentirnos, y así sanar la infancia, nuestra relación con los padres, revisar cómo nos vinculamos, qué sentido le damos a nuestra vida. Abrirnos al perdón, a perdonarnos, quitando culpas.

Confiar y saber que nos merecemos lo mejor que la vida nos puede ofrecer.

Para otros el inmenso desafío es volverse a abrir a una nueva relación, y con más razón cuando el amor toca a la puerta, y a veces no es el momento oportuno, o no estamos listos (es que nunca estaremos listos), ya que las heridas de la vieja relación no han cerrado aún, y quizás se hayan abierto otras de situaciones inconclusas más antiguas. Y si decimos no a esta llamada, estamos resistiendo la corriente de la vida, que no tiene la lógica humana, sino la lógica del corazón, que no entiende de momentos, de tiempos, de procesos ni de mandatos sociales. Y sabemos del verdadero amor, porque nos quema, lo intuimos. Honrar la vida, es honrar los finales y los nuevos comienzos, y dejar que todo eso ocurra.

Muchas veces el Miedo al Amor, surge porque convertimos el amor en un ideal romántico que luego nos decepciona, en vez de construir y apostar a un Amor Humano, que nada tiene que ver con convertir al amor en algo patológico, con la negativa certeza de que a la larga nos va a traer sufrimiento,  desamor y monotonía, como ya nos sucedió. Y este miedo al amor, hizo y quizás hará que no nos entreguemos a una relación por completo, y desarrollemos una actitud defensiva.  
Los dones de la pareja con un Amor Humano se relacionan con el amor compartido, la compañía, el apoyo mutuo, los proyectos, la intimidad en toda su expresión, la amistad, la conexión inexplicable, y los frutos. Pero sabemos que también están presente los desacuerdos, los mal entendidos, las discusiones, lo complejo de congeniar tiempos y espacios, el temor a la dependencia, al engaño, la repetición, los reproches.

Todo irá bien si el Amor que sentimos es fuerte, y está presente la buena intención, la tolerancia, y la aceptación de la premisa básica que el otro no es perfecto (yo tampoco) y no me desea el mal, y somos un espejo.  O sea, lo que me molesta en demasía del otro se relaciona en algún punto con asuntos propios no resueltos todavía, y que aunque seguramente tienen que ver con el otro,  también es mío y me dispongo a revisarlo y dejar de proyectarlo masivamente.

Y con esa misma intención, me decido a escuchar lo que tiene para decirme mi pareja, porque algo está viendo en mí, que yo no alcanzo a ver. Este proceso aunque lleva trabajo y sutileza, debe fluir, no transformarse en un campo de batalla, en un “aguantar”, en una presión para que nosotros o el otro cambie.   

La pareja es el mejor lugar para el desarrollo personal, en donde poder ser más Yo mismo, desnudarme sin miedos, integrarme como persona, conocer aspectos míos que desconozco, seguir mi camino individual desarrollando mis dones, y a la vez aprender la práctica de la humildad, el desapego, descentrarme de mi Ego, que se siente por arriba y separado de todo, y así construir un INTER-SOMOS.

Como dice Thich Nhat Hanh:
“Tú eres yo, y yo soy tú.
¿No es evidente que nosotros “inter-somos”?
Tú cultivas la flor en ti mismo,
para que así yo sea hermoso.
Yo transformo los desperdicios que hay en mí,
para que así tú no tengas que sufrir.
Yo te apoyo; tú me apoyas.
Estoy en este mundo para ofrecerte paz;
tú estás en este mundo para traerme alegría.”   

Las parejas están en un momento de gran transformación, ya no hay un solo modelo.

Estamos asistiendo a la oportunidad de gozar de relaciones más profundas y auténticas, ya no se busca sostener una pareja para paliar nuestra soledad, para lograr comodidad o para encajar en un mundo que se olvida del amor.

Queremos parejas que nos permitan vivir la plenitud del amor, que no nos exija sacrificios, que no se conviertan ni en padre, ni en madre, ni en hijo/a de nosotras/os, que fluya (con calma e intensidad) y que sea un trampolín para el propio desarrollo personal, y  seguir los dictados del corazón, que son inciertos.  

Y si nos asiste un Amor Verdadero, que importa si dura 1 año 3 años, 5, 10, 20 o hasta que la muerte nos separe. Estamos cambiando cantidad por calidad, control por libertad, seguridad que adormece por incertidumbre que revitaliza. No hay contradicción entre el amor a sí mismo y el amor a otro, son caras de la misma moneda, van juntas, como la Paz y la Alegría.  

Autor : lucho
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    100%
    2 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
  • Me da vergüenza
    0%
    0 votos
  • Me enorgullece
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
En un acto inédito, encabezado por el Gobernador, el Rector y el Secretario de Cultura se firmaron los convenios con las distintas ciudades rionegrinas.
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Actualmente tiene salidas transitorias tras ser condenado en otro caso ocurrido hace más de una década. Y que conmovió a los vecinos de Roca.
Antes se hacían derivaciones a clínicas privadas para tener el servicio. Desde que se puso en marcha, se realizaron miles de estudios.
Conocé el pronóstico del tiempo para las próximas jornadas en la región de los Valles.
Una chica lo había denunciado en Twitter y en la justicia. Al chofer sufrió insultos, escraches en el taxi y hasta perdió clientes. Pero ahora la fiscal dice que la denuncia “no encuadra en ninguna figura penal”.