16/07/2017

Su mejor marca llegó en Londres y en un Mundial

El joven atleta de Cinco Saltos Hernán Urra brilló en la cita ecuménica de para -atletismo logrando el quinto puesto en lanzamiento de bala.

Su mejor marca llegó en Londres y en un Mundial
Hernán, como en Brasil, disfrutó al máximo en Londres.
Foto: archivo.
U

na excelente presentación y otro resultado más que valioso, nada y nada menos que su mejor marca personal. El atleta de Cinco Saltos Hernán Urra tuvo una destacada labor en el tercer día del Mundial de para-atletismo que se desarrolla en Londres, Inglaterra. Con una marca de 14.31 metros en lanzamiento de bala, el joven cincosaltense finalizó en el quinto puesto en la categoría F35 y alcanzó su mejor marca personal, ya que en los Juegos Paralímpicos de Río obtuvo la medalla de plata con un registro de 14.91 metros.

El ganador de la prueba fue el chino Xinham Fu con 15.30, mientras que los iraníes Mehdan Nikoee (15.15) y Seyed Javanmardi (15.13) completaron el podio.

Urra cumplió una brillante labor con un prolijo y sólido trabajo a la hora de lanzar para cosechar otro gran resultado con la camiseta nacional luego del inolvidable podio paralímpico, hace un año en Brasil. (ANR)

Autor : Adrián Hernández
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
  • Me da vergüenza
    %
    0 votos
  • Me enorgullece
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Ocurrieron anoche tras los festejos por el triunfo y el campeonato obtenido en Neuquén.
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Yanina y Cristian sumaron el quinto triunfo en el clásico Paralelo 39 de mountain. La roquense y el barilochense festejaron en la prueba de 56 kilómetros.
Mirá el pronóstico del tiempo para los próximos días en la región… y abrigate.
La Asociación Bancaria ratificó la medida de fuerza en todo el país, en rechazo de la oferta salarial de las cámaras empresariales de un aumento del 15% en tres cuotas.
Desde que inició el ciclo lectivo, no tienen respuesta. “La paciencia se agota” dicen desde la escuela.