Miércoles, 20 de septiembre de 2017
Mario Antonio Bevilacqua
Contador Público. Asesor y consultor. Se desempeñó en Ericsson S.A.I.C.F.I., fue administrador del hospital zonal de Bariloche y secretario de Hacienda de esta ciudad.Ver más
Contador Público. Asesor y consultor. Se desempeñó en Ericsson S.A.I.C.F.I., fue administrador del hospital zonal de Bariloche y secretario de Hacienda de esta ciudad.
Sueño de inversiones

Sueño de inversiones

¿Por qué no llegan al país y cuán importante son? Una nueva columna del contador Mario Bevilacqua.

Todos las desean, las sueñan, la idolatran, pero por su condición de inaccesible e inalcanzable genera ruegos y deseos. No discrimina por raza, religión o condiciones económicas. Solo se entrega al mejor postor, al que le garantice la mayor rentabilidad, al menor costo y sin riesgo.

Desde los sectores más extremos de la derecha a las más profundas ideologías de izquierda la buscan denodadamente, cautivándola con ofrendas inimaginables, pero ella se resiste solo vuela para buscar el néctar de la flor más ventajosa.       

En la Argentina anterior a Cambiemos, se la tentó con una demanda constante y sostenida en bienes y servicios, con un sector industrial protegido contra las importaciones, nichos comerciales a explotar (Minería, Petróleo, Energía, etc.) y sin grandes monopolios al acecho.

No les alcanzó, querían más, deseaban una mayor libertad en el movimiento de sus flujos de fondos (Giros al exterior), sin controles comerciales y cambiarios.

El Gobierno de Cambiemos para conquistarlas hizo todo lo posible y un poco más, les entregó todo: Libertad en los mercados, apertura del comercio exterior, baja de impuestos en ciertos sectores, flexibilización laboral encubierta, etc.

Tampoco sucumbió, no le interesó la propuesta, a tal punto que algunas empresas instaladas en el país están cerrando sus cortinas reemplazando a las fábricas por depósitos de mercaderías importadas (Pepsico).

¿Por qué no llegan las inversiones a la Argentina en estos últimos años? Las causas son diversas. Primero el mundo está inmerso en una profunda recesión desde el 2008, el comercio mundial entró en un proceso selectivo en la adquisición de bienes transables, el otro gran problema se da en la posesión de los paquetes accionarios de las empresas, la globalización permitió que grandes fondos de inversiones se apoderaran del manejo de dichas organizaciones, por lo tanto cambió el eje u objetivo empresarial solo se busca el dinero financiero y no la productividad comercial.

Otro factor importante son las altas tasas de interés que se están ofreciendo en los mercados financieros y por último se está dando un clima proteccionista en las grandes potencias (EEUU) donde se defiende el trabajo local sobre el extranjero. 

Las inversiones representan para cualquier ideología política una perspectiva de una vida mejor, es la palanca del crecimiento, con ella se disminuye el desempleo, se elimina la pobreza, se incrementa el consumo, crece el PBI, etc.

Ojalá que ese sueño de inversiones se pueda hacer realidad algún día en Argentina.

Dejar un comentario