Lunes, 11 de diciembre de 2017
Matías Martín
Matías Martin – Médico especialista en Gastroenterología – MP: 6050 – Clínica Roca-General RocaVer más
Matías Martin – Médico especialista en Gastroenterología – MP: 6050 – Clínica Roca-General Roca
El iceberg del celíaco

El iceberg del celíaco

¿Quiénes pueden padecer esta enfermedad? ¿Cómo se puede detectar? Una columna del gastroenterólogo de nuestra ciudad, Matías Martín.

Un iceberg por definición es un bloque de hielo que se ha desprendido de una costa helada o de un glaciar y que flota a la deriva. El peligro para marineros y buques radica en que sólo una décima parte de aquél bloque emerge sobre las aguas. El resto se mantiene escondido en las profundidades.

Es difícil establecer la cantidad de pacientes que han sido diagnosticados con enfermedad celíaca en la República Argentina debido a falta de datos oficiales. A medida que ha pasado el tiempo, más y más personas son diagnosticadas con esta enfermedad debido a mejorías en las tecnologías de diagnóstico y a la disponibilidad de estas tecnologías en instituciones de salud públicas y privadas como la Clínica Roca en nuestra ciudad.

La enfermedad celíaca es un trastorno crónico que afecta al intestino delgado de las personas que la padecen. Se produce por el contacto continuo de la mucosa del intestino delgado con una sustancia llamada gluten, que está presente en alimentos que contienen Trigo, Avena, Cebada y Centeno (TACC).

A lo largo del tiempo se va lesionando el intestino y deja de cumplir su función que es la de absorber los alimentos para que puedan ser utilizados por el cuerpo en su nutrición. Poco a poco los pacientes van sintiendo múltiples síntomas digestivos muy inespecíficos como distensión del abdomen, dolorimientos abdominales, y más tarde diarrea frecuente y pérdida de peso. Además pueden padecer las consecuencias de la falta de hierro (anemia) o el déficit de vitaminas.

El diagnóstico de certeza se realiza a través del estudio por un médico patólogo de biopsias del intestino delgado, las cuales pueden obtenerse por medio de una endoscopía digestiva alta, procedimiento sencillo y disponible.

Sin embargo existen muchas personas que tienen riesgo de padecer la enfermedad, en los que un simple análisis de sangre puede brindarles información muy valiosa para determinar si es necesario o no realizar una endoscopía. Entre las personas en riesgo están los pacientes que tienen un familiar de primer grado con enfermedad celíaca, las personas con diabetes de tipo 1, las personas que tienen síndrome de Down, aquellos que padecen hipertiroidismo, hipotiroidismo, psoriasis o artritis reumatoidea.

Estas personas que están en riesgo de desarrollar la enfermedad son el verdadero desafío para los sistemas de salud, pues en este momento se encuentran “debajo de la superficie”. Desconocen que tienen o pueden llegar a tener una enfermedad, cuyo tratamiento con una dieta libre de alimentos que contengan TACC, puede brindarles una calidad de vida igual a las personas que no tienen enfermedad celíaca.

Como un bloque de hielo a la deriva, sólo es conocida una pequeña parte de la población que padece enfermedad celíaca en nuestro país, y es un desafío por parte de profesionales de la salud y los programas gubernamentales para detectar a estos pacientes que no han sido diagnosticados aún de forma de poder ofrecer los tratamientos adecuados para que puedan evitarse complicaciones a futuro.

Dejar un comentario