Martes, 30 de mayo de 2017
18/05/2017
La investigación de la

La investigación de la "Avenida de la Droga" llevaba 1 año

En una conferencia de prensa brindada esta mañana, autoridades policiales brindaron información de cómo se comercializaban los estupefacientes.

En una conferencia de prensa que brindaron esta mañana el Jefe d la Unidad Regional II de Policía, Dante Bressan, y el Comisario en Jefe del Área Judicial e Investigaciones, Ricardo Fuentes; se conocieron detalles del inusual procedimiento para desbaratar una banda de narcotraficantes que operaba en la zona norte de la ciudad, en la calle Defensa, a unas pocas cuadras de la cárcel de encausados.

La investigación llevaba más de un año y se originó por las reiteradas quejas y denuncias de los vecinos del lugar, quienes veían el movimiento y la gran afluencia de supuestos compradores de estupefacientes.

La Justicia Federal autorizó tres allanamientos que se llevaron a cabo el sábado (13-5), donde la premisa fue resguardar la integridad física tanto del personal interviniente como de los testigos, vecinos y posibles compradores que pudieran encontrarse en el lugar.

Más de 60 efectivos policiales pertenecientes a la Brigada de Investigaciones y del grupo COER, llegaron a los puntos de allanamiento camuflados en un antiguo camión que fue utilizado para despistar a los sospechosos.

El “corazón” donde operaba la banda es una vivienda acondicionada especialmente para ser destinada a la venta en exclusividad. Además de esta casa, se allanó otra morada donde se realizaba el fraccionamiento y una tercera, que era el domicilio particular del jefe de la banda, hoy prófugo.

En la casa “kiosco” se secuestraron 1 kilo de marihuana fraccionada y unos 500 g de cocaína, también fraccionada. Casi la misma cantidad se encontró en el domicilio destinado al fraccionamiento. En total, unas 800 dosis de cocaína y 2 kilos de marihuana. También se encontraron balanzas de alta precisión y mucha cantidad de dinero, aproximadamente unos 150 mil pesos, que eran lo recaudado en las dos horas de venta que llevaban hasta el momento de la intervención policial.

Teniendo en cuenta que el valor de una dosis de cocaína ronda los 300 pesos y que la de marihuana cuesta entre 80 y 100 pesos, se estima que en una noche, la banda recaudaba entre 450 y 500 mil pesos.

Las características del grupo delictivo salen de lo común por la sofisticación de sus aparatos de comunicación (radios HT portátiles, celulares de alta gama); por la logística de seguridad que habían implementado para evadir los controles policiales y por la organización en el manejo de la droga.

En la intervención policial y judicial se detuvieron cuatro personas mayores de edad, dos mujeres y dos varones; otro integrante de la banda se presentó el lunes espontáneamente y se encuentran prófugos, con pedido de captura, otros tres sujetos; entre los que se encuentra Marcos César Llanquileo, supuesto jefe de la organización delictiva. (ANR)

Galería
Dejar un comentario