Lunes, 11 de diciembre de 2017
Fernando Fernández Herrero
Docente. Coordinador del Programa Pais y de la Sedronar en Bariloche.Ver más
Docente. Coordinador del Programa Pais y de la Sedronar en Bariloche.
El procesamiento de Cristina, el dólar futuro y la película de Pinedo

El procesamiento de Cristina, el dólar futuro y la película de Pinedo

Macri y el neoliberalismo. Desigualdad cultural y el Poder Judicial.

En las últimas horas nos enteramos del procesamiento de la expresidenta Cristina Fernández, su último ministro de economía Kicillof y el titular del BCRA Alejandro Vanoli, junto a 12 personas más, por parte del impresentable juez Claudio Bonadío en la causa de “dólar futuro”. Todo lo que puede leerse de la causa impide encontrar culpabilidad en los procesados, por el contrario muchos de los actuales ministros de Macri, y de empresarios cercanos al actual gobierno, han ganado millones. Como en el caso de Milagro Sala se inventa una causa para encarcelarlos no por lo que hicieron mal sino por lo que hicieron bien.

Si bien con el cambio de gobierno ocurrido el 10 de Diciembre pasado no ha cambiado el sistema económico que nos rige, la gestión Macri ha exacerbado en pocos meses el neoliberalismo (que ahora entra en discusión mundial con el triunfo del loco Trump), sin cambiar de raíz los resortes que reproducen la desigualdad es innegable que el gobierno anterior mejoró la vida de las mayorías, sumó derechos inéditos a la minorías, sometió de forma totalmente incompleta, pero de alguna manera lo hizo, a los más privilegiados de este sistema económico tan injusto para traspasar una parte de esa renta a las mayorías populares.

También en las últimas horas escuchamos atónitos a uno de los principales constructores del poder de Macri, el Senador Federico Pinedo, que parafraseando a nuestro rionegrino PRO Senador Wisky, declaró que “es difícil vivir con un sueldo de $83.000/mes” + viáticos (que le pagamos entre todos), “si hay un 35% de inflación” (esa que produjo su gobierno al devaluar y enriquecer a los que compraron dólar futuro en secreto y que niega ese mismo gobierno en las discusiones paritarias),… que quedará para el 90% de los argentinos que cobran menos que él?. ¿Cómo piensa el senador que vivirán los millones que ganan menos de 20.000?, ¿y los que ganan menos de 10.000 y en negro?, …¿y los que además de ganar la décima parte que él, son empleados en negro del Estado que su agrupación gestiona?, el Estado sostiene personas trabajando en negro con sueldos de 4.000/6.000/8.000 por mes, … se los puede encontrar por ejemplo en Desarrollo Social, en la Sedronar, y en muchos lugares más.

La desigualdad culturalmente naturalizada, pero peor aún los generadores históricos de esa desigualdad, pueden en la actualidad declararla sin que les de vergüenza, el cinismo se ha disfrazado de corrección política republicana. La Argentina vive desde sus inicios un tironeo empobrecedor entre dos proyectos de país, el conservador, agrario, rentista, financiero, extranjerizador, “civilizado” y el industrialista, popular, latinoamericano, nacional, “bárbaro”. Si miramos para atrás es muy fácil ver la dinámica de este enfrentamiento, pero pareciera que nos hacen una lobotomía cada 10 años y volvemos a caer en la misma trampa, … inclusive aparecen muchas veces los mismos apellidos haciendo lo mismo, como en esas sagas de malas películas que el actor se repite pero cambia el entorno y los que lo rodean, y la gente va a verlo de nuevo a hacer lo mismo, y por supuesto paga, siempre al final volvemos a pagar.

Arturo Jauretche escribió en 1962 ( ¡hace 54 años!):

“El Dr. Pinedo llegó al ministerio hace muy pocos días y principió por afirmar que no devaluaría la moneda. Consiguió con esto una estabilidad del dólar que soportó, con una leve alza, la crisis política. Seguidamente, el Banco Central proporcionó a los bancos particulares varias decenas de millones que estos vendieron a personas que estaban en el secreto de lo que iba a pasar y los compraron a término. Así es el agujero que le han hecho a los bancos. Parece que nuestros tradicionales exportadores también estaban en el secreto, porque retuvieron sus dólares, tanto en los pagos a la Junta de Granos, como en sus habituales ventas de plaza. Con la directiva de que no habría devaluación, el Central vendió para que la demanda no presionase el precio (…) y el lunes, sorpresivamente, se informó que quedaba libre el mercado y que el Banco Central no intervendría más (…). Con esta devaluación se han beneficiado todos los que estaban en el secreto. No lo estaban los bancos que vendieron a término ni los funcionarios del Central. En realidad, el único que estaba en el secreto era Pinedo. Tal vez el Dr. Klein, que viene directamente de las oficinas de una casa cerealista. No sé si los exportadores, pero procedieron como si lo estuviesen (…). Los Beneficios de algunos entran en el orden de los miles de millones. La contrapartida carga sobre los que vendieron dólares y sobre los productores agrarios pues serán pagados con un dólar de 82 cuando este ha pasado los 100. Pero esos son los perjudicados inmediatos, después la cosa corre hacia abajo. Usted lector al lunes a la mañana sacó 3 pesos para pagar el periódico, pero tuvo que agregar 2 más. De vuelta a su casa, “la patraña” le dijo que el azúcar se había ido de 18 a 23 pesos. Y así en todo (…) usted amaneció ayer, un 20% más pobre (…) y cuando venga la demanda de mayores salarios, los doctores nos dirán que la culpa la tienen los de abajo (…) y sostendrán que el costo-salario es el único factor determinante de los precios.

Increíble pero real, con la misma mentira nos engañan una y otra vez, el Poder Judicial trabaja para el poder real, por lo que es cómplice, ahí va Bonadío castigando a los anteriores por disputar parte de la renta nacional, y dejando libre a los que devaluaron y se enriquecieron con bastante más que el corrupto López, entre los que hay varios ministros actuales. El Pinedo del que habla Jauretche es al abuelo del actual senador nacional, la película se repite una y otra vez, el pueblo sigue pagando.

Dejar un comentario