Sábado, 23 de septiembre de 2017
Anabella Alcuaz
Graduada en Wine and Spirits Education Trust (WSET) de Londres, Diploma en Comercialización y Distribución de Vinos y Espirituosas del Mundo. Es instructora certificada de esa institución, profesora y coordinadora de los cursos de vino del Centro Argentino de Vinos y Espirituosas (C.A.V.E.) en Patagonia. Gerente de Patagonia Vinos, empresa ...Ver más
Graduada en Wine and Spirits Education Trust (WSET) de Londres, Diploma en Comercialización y Distribución de Vinos y Espirituosas del Mundo. Es instructora certificada de esa institución, profesora y coordinadora de los cursos de vino del Centro Argentino de Vinos y Espirituosas (C.A.V.E.) en Patagonia. Gerente de Patagonia Vinos, empresa especializada en la comercialización de vinos y representación de bodegas en toda la Patagonia, con vinoteca en Bariloche.
Premium Tasting 2017: los “Premios Oscar” de los vinos argentinos

Premium Tasting 2017: los “Premios Oscar” de los vinos argentinos

Conocé todo sobre esta masiva degustación a ciegas que se realizó en Mendoza, de la mano de Anabella Alcuaz.

Esta masiva degustación a ciegas, de alrededor de 500 personas, se llevo a cabo en la ciudad de Mendoza, y este año se celebro la séptima edición. Es una cata  de los mejores vinos de la Argentina, según los puntajes de especialistas extranjeros.  Por este motivo tiene mucha repercusión en la industria. Es una especie de “Premios Oscar”, una gala donde asisten enólogos, bodegueros, periodistas especializados, someliers y consumidores.

Conducida por el experto inglés Tim Atkin MW, y por las reconocidas someliers Paz Levinson, la barilochense que esta cuarta en el certamen de mejores someliers del mundo, y Flavia Rizzutto, directora de la escuela de somelería de Buenos Aires C.A.V.E.

Es la primera vez que asisto a este evento, y la verdad que me encantó. Degustar los vinos a ciegas, para luego descubrirlos con la palabra de sus hacedores en un ambiente muy profesional, es una oportunidad de mucho crecimiento. No hay etiquetas, ni precios de por medio que influencien nuestra apreciación, estamos libres de todo prejuicio, solo conectados con el vino a través de nuestros sentidos.

Entre las tendencias que tuve la oportunidad de descifrar, la más contundente es la innovación, sobre todo en las prácticas enológicas de muchísimos jóvenes enólogos. Después de más de 20 años en la industria pude mirar atrás y evaluar todo el camino recorrido. Muchas etiquetas nuevas, y vinos procedentes de nuevos parajes. Un contundente crecimiento, con vides plantadas en nuevas zonas vitícolas. Los enólogos y agrónomos siguen buscando el límite de plantación, dado por la altura de los viñedos, los riesgos climáticos y la disponibilidad de agua para riego. Lugares como Gualtallary y Paraje Altamira, en Valle de Uco, Mendoza resuenan con los mercados internacionales, con un enorme potencial de aportar identidad a los vinos que allí se producen.

También pude apreciar con alegría, el reconocimiento a grandes enólogos experimentados, cuyos vinos se han transformado en clásicos de nuestro mercado. Escuchar a referentes como Daniel Pi, Mariano Dipaola, Jorge Riccitelli por nombrar algunos, describir las diferencias entre las últimas cosechas, nos lleva a repensar los vinos argentinos, y a reconocer un nuevo escenario: el cambio climático también nos afecta, y aporta su impronta a nuestro vinos.

Ni que hablar de la revalorización de la criolla, a ambos lados de la cordillera. Viejas viñas recuperadas, que nos demuestran su historia y valor vestidas con etiquetas modernas y atractivas.

Y el protagonismo de los blancos argentinos, que aportan cada vez más visibilidad a nuestras regiones vitícolas. Unos blancos con personalidad y estilos diversos, que ayudan a obtener el reconocimiento de los críticos. Es que la Argentina es mucho más que Malbec, y en eso se está trabajando arduamente.

Enologos y productores de países vecinos y muy queridos, como Chile y Uruguay, se hicieron presentes en esta cata, vertiendo sus comentarios y apreciaciones en un clima de cordialidad impecable.

Dejar un comentario