Viernes, 17 de noviembre de 2017
Mario Antonio Bevilacqua
Contador Público. Asesor y consultor. Se desempeñó en Ericsson S.A.I.C.F.I., fue administrador del hospital zonal de Bariloche y secretario de Hacienda de esta ciudad.Ver más
Contador Público. Asesor y consultor. Se desempeñó en Ericsson S.A.I.C.F.I., fue administrador del hospital zonal de Bariloche y secretario de Hacienda de esta ciudad.
Aumento del gas: ni vencedores ni vencidos

Aumento del gas: ni vencedores ni vencidos

La intención del Estado de subir la tarifa del gas en un 40%. Quiénes ganan y pierden después y antes de la audiencia pública.

Entre el 13 y 17 de noviembre próximo se realizará una nueva Audiencia Pública para tratar el aumento de la tarifa del gas. Otra nueva mise en scène del gobierno para legitimar la barbarie que implica en los débiles bolsillos de los trabajadores Argentinos este nuevo tarifazo. Aunque el 99.99% de los oradores estén en desacuerdo con esta medida, la soberbia gubernamental impondrá su poder omnipotente a sabiendas que las audiencias públicas no son vinculantes.

Bajo el pretexto de la mala calidad en los servicios prestado por la falta de fluido generado por la ineficiencia en la producción del mismo, se decidió: Eliminar los subsidios y aumentar las tarifas con el objetivo de hacer más eficiente la producción y distribución del gas. La eliminación de subsidios y los aumentos decretados representa hasta la fecha un aumento en la tarifa promedio domiciliaria de casi un 270% ( Por ej. de $1.400 en el 2015 a $ 5.200 en el 2017 bimestral)

I) Vencidos: El pueblo consumidor en general ya que tendrá que destinar gran parte de su salario para afrontar estos brutales tarifazos (INDEC relevo que el salario promedio en Argentina es de $17.000, si lo comparamos con los $5.200 del costos del servicio de gas, el mismo representa el 30% del salario del trabajador) y salarios nominales que sufrieron por el propio INDEC un promedio del 8% de pérdida en su poder adquisitivo durante el 2016.

II) Vencedores: Los productores y distribuidores de gas que no solamente no aumentaron su inversión sino que en muchos casos la disminuyeron como en la cantidad de equipos en perforación que pasaron de más de 100 en el 2015 a 60 en marzo de 2017. También se vieron sensiblemente beneficiados por la transferencia de recursos de los consumidores a sus arcas reflejándose en el valor de sus acciones y en el volumen de negociación, pasaron a valer las acciones de por ejemplo Camussi $30 en el 2015 a $ 50 en el 2016 y de tener un volumen negociable de $ 280 mil en el 2015 a $ 4.5 millones en el 2016.

Este sistema perverso instalado por el gobierno nacional no solamente mantuvo los mismos niveles de importación de 2015 (11.000 MM m3), sino que apenas aumento en un 4% la producción local de gas. Otro hecho injustificable es cotizar el valor del gas en dólares cuando el 80%  de lo ofertado es de producción nacional, siendo los salarios Argentinos en pesos que a partir de 2016 pierden día a día poder de adquisición.

Todo futuro aumento en la tarifa del gas beneficiará como hemos visto a los productores y distribuidores, perjudicando considerablemente a los consumidores que también deberán abonar los aumentos en las tarifas de los combustibles líquidos y de electricidad. Siempre existieron Vendedores y Vencidos, donde unos pocos se benefician y otros muchos se perjudican.

Tags:
Dejar un comentario